el-extraordinario-pan-de-galicia-1920

Se dice que el mejor pan de España se encuentra en Galicia. ¿Por qué? Seguramente por su calidad y su sabor. Por algo tiene una Indicación Geográfica Protegida que garantiza que se cumplan una serie de requisitos.

Características

Por pan gallego IGP se entiende aquel “producido en la comunidad autónoma de Galicia de corteza crujiente y dureza variable en función del formato, miga esponjosa, abundante e irregular, que se elabora de forma artesanal con harina de trigo blando”.

Según un documento oficial de la Xunta de Galicia el pan gallego IGP se elaborará utilizando masa madre y una elevada cantidad de agua. Asimismo, será fundamentales los largos tiempos de fermentación y cocción en hornos con solera de piedra u otros materiales refractarios.

El principal ingrediente será trigo que se cultive en Galicia y de variedades autóctonas. Lo que se conoce como “harina del país” y que estará presente por lo menos en un 25%.

En cuanto a la levadura, está limitada a 15 gramos por kilo como máximo. La sal no pasará de 18 gramos y el agua debe ser con muy bajo contenido en minerales. Además, la IGP establece que todas las operaciones menos el amasado se deben realizar manualmente. Antes de la cocción está prohibido la congelación del pan.

Formatos tradicionales

Puede decirse que el pan gallego se caracteriza por tener un profundo sabor a trigo, con un punto de acidez y mucho aroma. Existen cuatro preparaciones predominantes en las panaderías que hacen pan artesano en Galicia:

  • Bollo: es redondeado e irregular. Estas piezas son de 500 gramos, kilo o kilo y medio.
  • Torta o bola: redonda pero más aplanada. El peso es de 500 gramos y un kilo.
  • Barra: alargada oscilando entre 40 y 60 cm de longitud y de 300 gramos.
  • Rosca: aro aplanado e imperfecto de 500 gramos o un kilo.

En Panadería Cuatro Caminos de Ourense todos nuestros productos son artesanos cuidando al máximo la elección de los ingredientes y cociendo en antiguos hornos de leña.