A la hora de cortar el pan es muy frecuente llenar la mesa de migas. Resulta molesto porque acaban repartidas por toda la mesa, el suelo y hasta en el plato. Pero debes saber que hay un método sencillo para evitarlo.

Si te preguntan cómo partes el pan seguramente respondas que coges el cuchillo y cortas las rebanadas de arriba hacia abajo. Pero justo esta forma es la que más migas conlleva. Para cortar el pan sin un exceso de migas debes seguir los siguientes pasos:

1.- Elegir un cuchillo de sierra para que el corte sea limpio y estable.
2.- Cortar desde abajo y hacia arriba.

Seguramente te resulte extraño, pero te sorprenderás por la poca cantidad de migas que soltará el pan ya que el corte es mucho más suave y el cuchillo se desliza mejor. Después de probar este truco solo te queda compartirlo con familia y amigos. Con este descubrimiento las migas ya no serán un engorro y podrás disfrutar mucho más a la hora de comer pan. Eso sí, mejor artesano y no industrial por calidad y sabor.

Fuente: elEconomista.es