la-inconfundible-y-rica-tarta-de-santiago-1920

La tarta de Santiago es sin duda uno de los postres más característicos y famosos de Galicia que se puede adquirir en muchos establecimientos a lo largo del Camino de Santiago y en prácticamente toda la comunidad. Almendras, azúcar y huevos son sus principales ingredientes.

Preparación

Para elaborar una tarta de Santiago se necesita obtener una masa compacta con almendras pulverizadas, azúcar y cierta cantidad de mantequilla. Posteriormente se horneará a 180-200 grados durante unos 45 minutos hasta que la parte superior se endurezca. Al final se espolvoreará azúcar fino sobre una plantilla de la Cruz de Santiago para que al retirarla quede la silueta tan representativa de esta tarta.

Lo más importante es conseguir un color dorado y que la textura sea ligeramente esponjosa, pero a la vez granulada. El aroma suele ser una mezcla entre la almendra y el huevo porque no incluye nada de harina.

Origen

Se desconoce cuando apareció por primera vez la tarta de Santiago, pero es en el 1577 cuando se habla de “torta real” que era una especie de bizcocho de almendra. Bajo el epígrafe de tarta de almendra existen unas recetas fiables que datan de 1838.

Es habitual tomar la tarta de Santiago como postre tras las comidas mientras se acompaña con café. En Panadería Cuatro Caminos encontrarás esta popular tarta y muchas otras que se preparan de forma artesanal para conseguir un producto de gran sabor y calidad.