El Diario Oficial de Galicia ha publicado el reglamento de la Indicación Geográfica Protegida Pan Galego/ Pan Gallego. En el aparecen las características que debe tener este producto:

Forma

Existe cuatro tipos de piezas con un formato tradicional específico: bolo u hogaza (redondeado  e irregular), rosca (aro irregular de aspecto aplanado), bola o torta (redondeada y aplanada) y barra (alargada y con una longitud entre 40 y 60 cm).

Corteza

Crujiente y de dureza variable en función del formato. El color será desde dorado a marrón oscuro y el grosos generalmente de 3 a 10 mm, menos en el caso de la barra que oscila entre 1 y 3 mm.

Miga

Esponjosa, alveolada, abundante e irregular. De color blanco oscuro a crema pálido.

Elaboración

De forma artesanal con harina de trigo blando de la cual una parte procede de trigos cultivados en la comunidad autónoma de Galicia pertenecientes a variedades y ecotipos autóctonos gallegos. Se utilizará masa madre y una elevada cantidad de agua, así como largos tiempos de fermentación y cocción que será en hornos con solera de piedra u otros materiales refractarios. Serán necesarios los siguientes ingredientes: agua, harina, masa madre, levadura biológica comercial y sal.

Es importante señalar que se trata de un pan de sabor intenso a trigo con un punto ligeramente ácido y muy aromático. Gracias a su fuerte corteza se mantiene durante muchas horas en buen estado.

La IGP Pan Galego/Pan Gallego abarca la totalidad de la Comunidad Autónoma de Galicia. Todas las piezas de pan protegidas serán expedidas, envasadas y etiquetadas en piezas enteras. Aunque se podrá cortar o trocear en el punto de venta las piezas de formatos iguales o superiores a 1.500 gramos si se hace en presencia del consumidor.

Fuente: DOG