la-saludable-harina-de-maiz-1920

Otro de los cereales que se cultivo en todo el mundo es el maíz. Se trata de un alimento de origen americano que es muy utilizado en muchas poblaciones porque se puede emplear en gran cantidad de recetas.

Características

La principal diferencia de la harina de maíz con la de trigo es que no contiene gluten por lo que es apta para los celíacos. No obstante, la ausencia de esta proteína no permite elaborar pan únicamente con harina de maíz, sino que tiene que mezclarse con harinas de otros cereales como trigo, avena, arroz o centeno. Así se conseguirá un pan con consistencia y elasticidad.

En cambio, es muy adecuada para usar en repostería como harina secundaria en rebozados, bizcochos o tortas porque aporta un ligero sabor dulce. Una harina muy apreciada en la cocina porque puede dar lugar a una buena masa para croquetas, gallegas saladas, polenta italiana…

Es importante saber que la harina de maíz se caracteriza por su facilidad para ponerse rancia. Por lo tanto, se recomienda comprar en pequeñas cantidades y conservarla en un recipiente hermético.

Propiedades
  • Tiene un valor energético similar al trigo.
  • Aporta una mayor cantidad de grasas y menos proteínas.
  • Contiene una buena cantidad de fibra.
  • Es un alimento rico en magnesio, calcio y potasio. También destaca por su contenido en vitamina A y carotenos.

Fuente: OCU

En Panadería Cuatro Caminos disponemos del pan de broa que lleva un 80% de harina de maíz. Se trata de un tipo de pan elaborado tradicionalmente en Portugal y Galicia. Su textura y sabor rústicos lo hacen ideal para acompañar sopas, pero también patés o quesos de untar por su miga compacta y húmeda.