las-claves-para-congelar-correctamente-el-pan-1920

Congelar el pan sirve para evitar desperdiciar este alimento cuando se compra de más o para no tener que ir a la panadería tan a menudo. Lo más importante es que el pan que se congele sea de calidad para un buen resultado tras su descongelación. Son los panes artesanos o los elaborados con masa madre recién horneados los que mejor se adaptan al proceso de congelación. Por el contrario, no son tan recomendables los panes industriales congelados.

La humedad

A la hora de congelar y descongelar pan es fundamental mantener las humedades correspondientes tanto de la miga como de la corteza. Cuando una barra de pan reciente que no ha sido previamente congelada se mete en el congelador tiende a hidratar la corteza. Para prevenir los temidos chicles hay que congelar bien el pan.

Recomendaciones de panaderos                     
  • No elegir un pan industrial ya congelado antes del horneado, sino uno artesano y fresco.
  • Proteger con film transparente o en bolsas de congelar alimentos que tienen cierre hermético.
  • Congelar nada más comprarlo, sin esperar al día siguiente.
  • No usar el papel en el que se compra ni papel de aluminio.
  • No dejar un pan congelado más de tres meses.
  • Congelar en rebanadas, trozos o entero según las necesidades ya que no supone una gran diferencia.
  • Descongelar al aire libre protegido. En ningún caso se dejará en la nevera o se utilizará el microondas. Es el horno el mejor método para que la corteza pierda la humedad ganada en la congelación y tenga el toque crujiente.

Fuente: Business Insider

En Panadería Cuatro Caminos mantenemos los métodos más tradicionales para la elaboración de nuestros productos artesanos. Especializados en pan, empanadas y dulces hacemos envíos: